¡¡SIN DORMIR NO SE PUEDE VIVIR!!

CAMBIO Y CRECIMIENTO PERSONAL
16 abril, 2020
PALABRAS QUE ALIVIAN
30 abril, 2020

 

Higiene del sueño

 

Sin dormir no se puede vivir… Hasta existe un dicho que dice “A todo se acostumbra el cuerpo, menos a no comer y a no dormir” …

Palabras sabías que reflejan que es una acción necesaria para la vida. Las personas pueden dormir mal o poco y tener una mala calidad de vida, sin embargo, no pasarían muchos días sin dormir sin que la persona viva para contarlo. Por eso es importante definir que el insomnio tiene que ver con la calidad y cantidad del sueño.

La necesidad de sueño cambia, en cada persona; de acuerdo a la edad, estado de salud, estado emocional y otros factores. El tiempo ideal de sueño es aquel que nos permita realizar las actividades diarias con normalidad.

¿Insomnio?; cuando no se puede quedar dormido (inicial), cuando se despierta una o más veces durante la noche sin poder conciliar nuevamente el sueño (intermedio), o cuando se despierta antes de lo previsto (tardío).

Aparece como consecuencia de diferentes causas; tales como una enfermedad, un trastorno mental, el consumo de ciertas sustancias/medicamentos, la existencia de problemas ambientales (ruido, temperatura), sociales (problemas familiares y laborales, cambios de horario por trabajo o viajes).

Hay muchos factores que intervienen en las alteraciones del sueño o en el insomnio, aunque éste no llegue a ser patológico; el estar dándole “vueltas a las situaciones”, tener pensamientos catastróficos, dificultad para manejar las emociones negativas, creencias erróneas en relación con el sueño y estrés en general… Pero la más frecuente son ¡los malos hábitos del sueño!

Es frecuente que tengamos malos hábitos del sueño y que ni siquiera lo sepamos. Es importante identificar factores que estén impidiendo dormir y realizar las medidas de higiene del Sueño.

Las Medidas de Higiene del sueño son:

  1. Ir a la cama cuando se tenga sueño.
  2. Establezca un horario fijo para dormir.
  3. Duerma un mínimo de seis horas y un máximo de ocho horas diariamente.
  4. No fume, no ingiera bebidas alcohólicas, estimulantes (café, chocolate, té negro) u otras drogas, ya que estas alteran el ritmo del sueño (anfetaminas, cocaína).
  5. No realice ejercicio excesivo antes de acostarse.
  6. No ingiera alimentos por lo menos tres horas antes de acostarse.
  7. Procure que su dormitorio se encuentre en condiciones adecuadas de luz, clima y ventilación.
  8. No vea televisión ni oiga música cuando ya esté acostado.
  9. No realice ninguna actividad manual cuando se vaya a dormir.
  10. No efectúe ninguna siesta durante el día, o si le es inminente realizarla, que no dure más de media hora.

¿Qué está pasando con esta situación de la pandemia?

Toda nuestra rutina se ve alterada. Puede ser que desde antes ya se padecía el no dormir bien, pero ahora se esté exacerbando. Quizás siempre ha dormido bien, pero ahora no es posible conciliar el sueño, o se despierta a cada rato.

Es importante saber una serie de situaciones que hay que tomar en cuenta en esta nueva situación:

  1. No es la única persona que le está pasando.
  2. Es muy probable que sea hasta cierto punto normal.
  3. Hay que evaluar las medidas de higiene del sueño, y tratar de implementarlas lo mejor que se pueda.
  4. No aceptar “sugerencias o consejos” de personas que no son expertas, sobre todo si se trata de fármacos.
  5. Realizar ejercicios sencillos de meditación podría ayudar.

 

La situación actual también puede provocar miedo e incertidumbre, lo que se puede reflejar en el sueño. Hay que tratar de mantener una rutina con horarios establecidos que se pueda respetar.

Hay que adaptarse a las circunstancias y situaciones personales, para poder realizar un calendario y de esta manera poder lograr objetivos; como trabajar desde casa, realizar las actividades del hogar, apoyar a los demás en sus responsabilidades, realizar ejercicio al menos una hora, de preferencia en la mañana y de acuerdo a edad y posibilidades. Y por supuesto, no olvidar las actividades recreativas que pueden ir desde, jugar videojuegos hasta aprender un nuevo idioma.

En caso de que persista el insomnio y repercuta de manera importante en su diario vivir, no dude en consultar con su médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.