CUIDA TU SALUD MENTAL ¡¡¡APROVÉCHATE DE TI!!!

SER AGRADECIDO, SER FELIZ
7 abril, 2017
TRANSPIRENAICA SOLIDARIA 2017
8 agosto, 2017
Ver todo

Dentro de la sección Cuida tu Salud Mental ¡¡Aprovéchate de ti!!, os presentamos un artículo relacionado con la salud mental infanto-juvenil, escrito por Mar García Moreno, Psicóloga Clínica Infantil. Aprovechamos este espacio para agradecer a Mar su labor y que haya participado en nuestra sección.

¡¡¡Esperamos que os guste!!!

SALUD MENTAL INFANTO JUVENIL

Estamos acostumbrados a oír hablar de la Salud Mental en general, o lo que es lo mismo, en el Adulto; pero, ¿qué sucede con la Salud Mental Infanto-Juvenil?.
Hay muchos factores y protagonistas implicados en la salud de niños y jóvenes por lo que deben tenerse en cuenta todas aquellas áreas que participan de la vida de este sector de la población, en especial, la familia, y los contextos escolares y sociales.

Cuando hablamos de Salud Mental no estamos refiriéndonos sólo a los trastornos mentales, sino que debemos entenderla como un recurso imprescindible para la vida de las personas y que toma forma con las experiencias. Es ahí donde radica la importancia de las experiencias en los primeros años de la vida, porque éstas impactan y definen la vida adulta.
La prevención es muy importante, al igual que no limitarla sólo al niño o al adolescente; pero también la detección precoz, tanto de los factores de riesgo como de los propios trastornos mentales. Esta detección precoz es fundamental, ya que en la actualidad solo un pequeño porcentaje de los niños con patología mental recibe ayuda, y que el pronóstico es malo para los trastornos mentales de inicio en la infancia que no reciben tratamiento eficaz.
Debemos señalar la importancia de los factores de protección, tanto personales como familiares y sociales, que permiten su aprovechamiento por parte de los profesionales y del propio niño, y que pueden ser fomentados y planificados a través de programas escolares, sanitarios, sociales, etc. Los Equipos de Salud Mental Infanto-Juvenil de la red asistencial nacional deben ser multidisciplinares en su formación, a la vez que interdisciplinares en su funcionamiento. Será el equipo en su conjunto quien deba facilitar una atención global al niño y al joven a nivel bio-psico-social.
Actualmente la terapia cognitivo-conductual en grupo, constituye una alternativa eficaz para el tratamiento de los problemas de depresión y ansiedad en niños en los Equipos de intervención de Salud Mental de diferentes países, como Inglaterra. Este tipo de intervenciones están demostrado su eficacia para el tratamiento de los trastornos mentales más frecuentes en la población infanto-juvenil, tales como los trastornos de conducta, los trastornos del estado de ánimo y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Este hecho hace que cada vez se estén aplicando a más tipos de trastornos, así como al uso de la enseñanza y práctica de la Inteligencia Emocional (IE) como recurso eficaz para un correcto manejo y regulación emocional en todos los ámbitos de la vida infantil y adolescente.


En España, el 9% de la población padece al menos un trastorno mental en la actualidad, que algo más del 15% lo padecerá́ a lo largo de su vida y que estas cifras se incrementarán considerablemente en el futuro (Haro et al., 2006).
Estos datos son similares en el caso de niños y adolescentes, pues la discapacidad que provocan los trastornos mentales en población infanto-juvenil es muy elevada (Alday et al., 2005). La estimación de distintos estudios es que entre el 7 y el 25% de los menores reúnen criterios para un diagnóstico psiquiátrico y que alrededor de la mitad presenta un significativo desajuste como consecuencia de ello (Juszczak et al., 2003; Weller et al., 2003).
La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los trastornos emocionales y de conducta están presentes en el 20% de la población mundial entre 0 y 17 años. Además, remarca la importancia del suicidio como causa de muerte entre los adolescentes y del trastorno depresivo mayor asociado a desajuste social y también al suicidio. Asimismo, los trastornos conductuales de inicio en la infancia tienden a persistir en la edad adulta en forma de abuso de drogas, conducta antisocial, delincuencia, problemas interpersonales, desempleo, problemas de pareja y mala salud física.

 

Algunos de los trastornos más reseñables en el cuidado de la Salud Mental Infanto-Juvenil son:
 En la primera infancia: Dificultades de aprendizaje y Trastorno por déficit de atención, con y sin hiperactividad.
 En la media infancia: Síndrome de Tourette.
 En la adolescencia: Depresión, riesgo de Suicidio y Psicosis. Además existen una serie de trastornos graves que precisan de tratamiento personalizado más complejo: Trastorno generalizado del desarrollo, Trastorno de la personalidad y Trastornos conductuales, Trastornos de ansiedad, Trastornos por abuso de sustancias y Trastornos alimentarios.

Por todo esto queda claro que somos responsables de prestar especial atención y cuidado para la consecución de una buena salud mental que debe cimentarse desde la infancia y la adolescencia.

 

2 Comments

  1. olga dice:

    queria saber que taller se pueden hacer sin plaza en el centro

  2. Hola Olga! Si te pasas por el centro te informamos de todas nuestras actividades.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *